divendres, 22 de Desembre de 2006

Travesía Manali – Leh – Kardung La, por el Himalaya indio. 2006.



En los últimos tiempos se está poniendo de moda entre los cicloturistas europeos y americanos con perfil más aventurero y amantes de los grandes puertos la realización de la ruta Manali - Leh – Kardung La en el Himalaya indio por la auto proclamada carretera más alta del mundo. En ella, según se dice, es tanta la altitud que “se puede hablar con Dios”. Se trata de una carretera abierta en el año 1989, con algunos tramos en muy mal estado y transitable en pequeños camiones, coches todo terreno, motocicletas y bicis de montaña. Inicialmente asfaltada, el alquitrán ha desaparecido en abundantes partes del trazado, sobre todo en las más elevadas, en las curvas de vaguada en que los torrentes se la han llevado por delante y en las de herradura en que la erosión producida por los vehículos ha hecho lo propio.

La ruta en si parte de Manali, localidad situada a 2050 metros de altitud capital del Himachal Pradesh, y tira hacia el norte para llegar a Leh, capital del Ladakh indio, al cabo de unos 500 kilómetros atravesando cinco grandes puertos con alturas crecientes, cosa que favorece la paulatina aclimatación a la altura de la mayoría de los mortales que habitan a menos de quinientos o mil metros sobre el nivel del mar. A partir de Leh, si quedan fuerzas, se acomete la ascensión al Kardung La, el puerto más alto del mundo transitable en vehículo motorizado según el libro Guiness de los records. Durante la travesía pueden encontrarse hoteles en Keylong y Jispa y camastros en habitaciones comunitarias y sin ducha en Marhi, Darcha, Pang o el Lago Tsokar. No existen campings en el recorrido y cuando las agencias lo anuncian se refieren a acampada libre, sin ningún tipo de servicios. En todo caso, es imprescindible el saco de dormir.

Manali está en el fondo de un precioso valle alpino en el que singularmente, a esas alturas, se cultivan maíz, arroz y manzanos entre formidables bosques de pinos abetos. Nada más empezar la ruta y afrontar el primer puerto desaparecen los cultivos y solo perduran los abetos hasta poco más allá de los tres mil metros de altura.

El Rohtang La se culmina en los 3975 metros de altura después de 51 kilómetros de ascensión desde Manali. Tanto este puerto como los otros que nos iremos encontrando en toda la ruta presentan pendientes medias que difícilmente superan el 4% y pequeñas rampas máximas de hasta el 10%. Estas livianas características comunes no les eximen de dureza pues a ellas hay que añadir la extremada longitud de los puertos, el mal o pésimo estado de las carreteras, superior a lo normalmente imaginable, y, sobre todo, la rareza del oxígeno en el aire que nos irá ahogando paulatinamente hasta que nuestro sistema cardiovascular nos exigirá repetidos altos en las zonas más elevadas de los puertos. Añádase al agotamiento que significa el más mínimo esfuerzo un ligero dolor de cabeza y la sensación de estar permanentemente flotando, como en una nube, que normalmente empezaremos a sentir por encima de los 3500 ó 4000 metros, y tendremos todos los ingredientes necesarios para sentirnos protagonistas de una gran aventura en cada una de las largas subidas. A pesar de esta sensación de mareo no tenemos noticia de que alguien haya llegado a perder el equilibrio encima de la bicicleta…

Poco antes de la cima del Rohtang La casi en los 4000 m de altitud



Por el norte el Rohtang La se endereza a partir de Gramphu, a 20 kilómetros de la cima y en la cota 3200. Siguiendo la ruta hacia Leh la vegetación exuberante del valle de Manali desaparece paulatinamente concentrándose las manchas verdes del paisaje en las orillas de algunos ríos. El resto tierra, piedras y guijarros con las notables excepciones de los altos picos nevados, sus neveros y la contemplación lejana de algún imponente glaciar. Al igual que cambia el paisaje, también paulatinamente irá disminuyendo el importante tránsito de camiones que nos acompañaba en la salida de Manali. No volverá a hacerse notar hasta los 40 kilómetros antes de Leh.

La entrada al pueblo de Keylong se hace notar



El segundo obstáculo de la travesía es el Baralacha La de 4980 metros de altura y, probablemente, el más duro de la tanda. Son 48 kilómetros desde el puente de Darcha situado en la cota 3300 e incluye un descenso y algún importante descanso que tergiversan la realidad de los números. De hecho, la larga ascensión combinada con el primer tránsito por encima de los cuatro mil metros se torna inacabable. Por el norte serán 31 kilómetros desde el control policial del llano de Sarchu en la cota 4200 y lo más relevante de esta vertiente es la necesidad de atravesar dos verdaderos ríos sin puente, uno de los cuales confunde su cauce con la carretera durante más de un centenar de metros…

Después el paisaje se vuelve árido y seco y de una belleza singular


El tercer accidente será el Nakee La de 4903 metros de altura. Cabe señalar que las alturas de todos los puertos son cuestionables y nos limitamos a reflejar las que figuran en los mapas aunque la mayoría de los altímetros no alcancen a reflejarlas. Parece que a los indios se les ha ido la mano… Hechas estas precisiones, la particularidad de este puerto, que figura en muchos documentos como de altura superior a los cinco mil metros, reside en las “Gata Loops” que no son otra cosa que 21 curvas de herradura consecutivas anunciadas por una placa a imagen y semejanza del Alpe d’Huez en medio de un paisaje desértico propio del Izoard y con la particularidad de que las curvas se inician por encima de los 4100 metros de altura. En total el puerto son 20 kilómetros de subida para vencer un desnivel de 900 metros.

Parada en una estación de servicio, el te es asignatura obligada


Cinco kilómetros de bajada para perder 200 metros de cota, atravesamos un río en formación y emprenderemos una nueva subida de siete duros kilómetros para alcanzar la próxima cima el Lachalung La de 5065 metros a una media del 5%. La vertiente norte de este puerto presenta dos importantes características. Por un lado el muy lamentable estado de la “calzada”, por otro, el encontrarnos en el tramo más bonito y espectacular de la ruta, el precioso cañón de Pang con sus laderas de roca erosionadas por el viento y algunas paredes verticales solo aptas para los escaladores más aventajados. La subida hacia el norte se inicia en Pang donde el cañón conecta con el río Zara Chu y tiene 21 kilómetros desde la cota 4400.

No encontrábamos donde parar la tienda y de pronto se apareció un completo campamento. Aquel día y como excepción dormimos en unos camastros muy cómodos 


El último escollo antes de llegar a Leh es el más alto, el Tanglang La de 5328 metros de altura, autoproclamado el segundo puerto más alto del mundo. A pesar de ello su ascensión no parece la más difícil de la travesía. Se inicia en la cota de los 4600 metros después de atravesar casi cincuenta kilómetros de un fenomenal altiplano, el More Plateau, con una posible visita al Lago de Tsokar. Los setecientos metros de desnivel se salvan en una distancia de 16 kilómetros, precisamente a partir de cuando contemplamos el desafío que representa la visión del trazado de la carretera hasta la cima del puerto.


Por el norte serán 24 ásperos y difíciles kilómetros desde el puente sobre el río Gorges Gya para salvar mil metros de desnivel.

Continuando la ruta hacia el norte llegaremos a orillas del caudaloso río Indo y siguiendo su cauce hacia abajo nos plantaremos en Leh, no sin antes obsequiarnos con siete kilómetros de recia subida. El paisaje sumamente árido del valle se ve interrumpido por importantes manchas verdes donde se localizan las poblaciones. Leh es la más importante ciudad del Ladakh indio y está repleta de hoteles y turistas que realizan trekings y visitan monasterios por la zona.

Puente sobre el río Indo


A partir de Leh empieza la guinda de la travesía, la subida al Kardung La con sus discutibles y discutidos 5602 metros de altura oficiales que, según rezan las placas de su cima, es el más alto del mundo. Si en todos los puertos citados la discrepancia de los altímetros es evidente, en este caso las diferencias son aún más apreciables. De todas formas, ello no obsta para considerar su escalada desde Leh como de gran dificultad, con 38 kilómetros de distancia desde el centro de la ciudad situado a 3500 metros de altitud. Salvar 2000 metros de desnivel (ó 1800 según los altímetros, cosa que nos da una media superior al 4,5%) en estas altitudes, requiere un grado de preparación y de aclimatación al medio más que notables. En la cima del puerto, a parte de la foto con la placa que recoge la efemérides, si el día está medianamente claro, podremos apreciar a lo lejos y hacia el noroeste las imponentes moles nevadas del Karakorum donde se hallan algunos de los picos más altos del planeta. Es un premio merecido.

Salida de Leh hacia el Kardung La

Lo que parecía la cima de una escalada interminable resulto ser un simple cambio de vertiente pero estamos ya por encima de los 5.000 m.

El sueño hecho realidad



Por el norte el Kardung La arranca desde Satti justo cuando abandonamos el precioso Nubra Valley. Por esta vertiente la ascensión es bastante más extensa aunque los porcentajes resultan algo más livianos.

La ruta Manali – Leh acostumbra a realizarse en bicicleta en ocho o diez días siendo necesaria otra jornada para acometer la subida al Kardung La.

Frederic Ràfols


Publicado por FredericRafols @ 18:22  | 2006
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitat
dilluns, 19 de Febrer de 2007 | 13:20
Hola Frederic.

Hem trobat molt clar i conc?s el teu resum sobre el recorregut entre Manali i Leh.

Som de Vilafranca del Pened?rs i estem interessants en fer aquest recorregut el proper estiu. En aquests moments se'ns plantegen alguna serie de dubtes, sobretot pel que fa a temes d'equipament, material necesari, allotjaments.

Podriem passar-te la relaci? dels nostres dubtes concrets per donar-nos la teva opini???

Agraim la teva col.laboraci?.

Jordi Gallego
[email protected]
Publicado por Rokosovsky
dimecres, 20 de Febrer de 2013 | 9:59

Enhorabuena.

He conocido este artículo a través del foro apm.

La verdad, impresionante.

Muchas gracias por enseñarsos esta maravilla de ruta y demostrarnos que cosas así son posibles, realizables. Nos das licencia para soñar y eso se agradece.

Tal vez algún día...

Publicado por Gorgonio2
dissabte, 23 de Febrer de 2013 | 23:11

Mi enhorabuena también. Igualmente accedí a este blog a través de www.altimetrías.com. Cuánto me gustaría tener esa experiencia. Estuve en India y Nepal en marzo de 2010 y, a pesar de las penurias, que las hubo, me pareció un viaje fascinante. Me gusta el sabor a aventura que emana vuestra ruta, y me asombra la belleza de las imágenes que compartís. Gracias por mostrárnoslo.